Exposición y congreso de la industria del Polo

El pasado mes de abril se realizó por vez primera la Exposición y Congreso de la industria del Polo. La misma contó con la visita de más de 3.000 personas quienes tuvieron la oportunidad de conocer los detalles y empresas relacionadas con este deporte.

Entre las actividades que tuvieron lugar en la exposición estuvo el acercamiento y visualización de los caballos de raza Polo Argentino, siento ésta una raza única en Argentina (Polo Pony), y que ha dado lugar a una actividad económica sustentable en este país.

Estas razas de caballos tienen su origen en el cruce de caballos mestizos con caballos pura sangre. Pueden ser veloces en distancias cortas pero deben tener resistencia de soportar los extenuantes partidos de polo, adaptándose a las necesidades del juego.

Entre las charlas dadas a los visitantes se informó que el jugador de polo debe establecer un vínculo o amistad con el caballo que le permita el balance perfecto para el juego. El caballo debe estar disponible a las órdenes que le da el jinete, no puede perder el equilibrio ante los obstáculos y debe seguir dando los saltos hasta llegar a la meta.

Estos hermosos ejemplares tienen una altura de 1,56 metros con un peso entre 400 y 500 kilos, poseen un cuerpo musculoso con una cabeza proporcionada a su estructura, de cuello largo, los cuartos posteriores son de fibra musculosa, sus patas largas y anchas que los ayuda a incrementar el galope.

Las tres naturalezas fundamentales que debe poseer un caballo de esta raza son su tipo, la aptitud y su naturaleza, recordando que el temperamento de estos caballos es sanguíneo, deben trabajar bajo presión y en condiciones no tanto favorables para ambos (jinete y caballo).

Esperemos que este tipo de eventos que dan la oportunidad a todos para conocer más de este selecto deporte, se repitan el próximo año.

Polémica por uso de un caballo como lienzo para pintar

Un hecho acaecido en la Sociedad Hípica de Brasilia, capital de Brasil, ha causado polémica en el país sudamericano.

Los guías de un campamento escolar le permitieron a los niños que tenían bajo su resguardo usar un caballo blanco como lienzo. Los niños usaron pintura y lápices de colores y procedieron a rayar toda la piel del caballo, el cual estaba bajo el cuidado de la sociedad hípica.

Aunque los responsables del campamento escolar explicaron que la intención nunca fue dañar al ejemplar equino, representantes de diversas organizaciones de protección animal denunciaron el hecho en las redes sociales, a través de las cuales han protestado airadamente.

“No sé quién tuvo la brillante idea de usar este animal como un lienzo para pintar. Nosotros siempre estamos buscando formas de que los niños sean más responsables hacia todas las formas de vida, pero ahora nos encontramos con esto. En la Hípica de Brasilia usaron a este pobre caballo como atracción para que los niños se divirtieran. Hay que mostrar todo nuestro rechazo”, expresó en su cuenta de Instagram la activista Ana Paula Vasconcelos.

La escuela de hípica, por su parte, se defendió diciendo que el caballo en cuestión era un animal rescatado, que no sufrió estrés y que todo formó parte de una actividad pedagógica. Señalaron, asimismo, que la pintura usada es totalmente inofensiva, y que el equino se encontraba en perfectas condiciones.

Efectivos del Instituto Brasileño del Medio Ambiente se apersonaron en la sociedad hípica para hacer las evaluaciones correspondientes, tras lo cual determinaron que el caballo estaba en buenas condiciones y sin señales de haber recibido malos tratos. Sin embargo, las autoridades solicitaron la realización de una evaluación veterinaria a todos los animales de la institución, y pidieron revisar el programa pedagógico que avaló el uso del potro en la actividad infantil.

Celebración del Festival Caballo Argentino

El primero de mayo pasado se celebró el Festival Caballo Argentino, con la ayuda y colaboración del Gobierno de Argentina. Para el país, es toda una tradición rendir tributo al caballo de esta manera.

El festival se realizó en la zona de Palermo Hípico entre la Avenida del Libertador y Avenida Dorrego, en el Hipódromo Argentino de Palermo y el Campo Argentino de Polo. Allí se iniciaron varias actividades dirigidas al público de manera gratuita, como son las deportivas con el polo, equitación, salto de carreras con obstáculos, entre otras.

Se dió prioridad a la familia como parte esencial de esta actividad, invitándoles a acercarse y tener contacto directo con los animales. La participación de las escuelas ecuestres fue fundamental para la exitosa celebración del evento.

Muchos niños tuvieron la oportunidad de subirse a los caballos por primera vez en su vida, llevados por un guía quien les hacía un recorrido por las vías diseñadas para tal fin. Además, niños que no habían tenido nunca la posibilidad de ver un caballo de cerca o tocarlo, pudieron hacerlo, incluyendo al atractivo pony, que también estuvo presente en la celebración.

Se dio a conocer exhibiciones sobre la equinoterapia dirigida a personas con discapacidad, y también, las personas con capacidades especiales realizaron actividades de polo.

Martín Ochoteco junto con Oscar Scarpati ofrecieron demostraciones de su técnica básica para aprender a domesticar a los caballos.

Muchas razas fueron exhibidas, entre ellas los famoso Sangre Pura de Carrera, la cual es una de las razas más rápidas y con mayor valor. También fueron exhibidas las razas criollas y el atlético caballo con el que se practica polo en el país, entre otros ejemplares equinos.

Con este tipo de festivales se busca atraer el turismo a la ciudad de Buenos Aires, dándole a los turistas la oportunidad de conocer los distintos deportes ecuestres que existen y permitirles de esta manera, integrarse a esta actividad deportiva.