Se realizó el festival “Caballo Argentino” en el barrio de Palermo

El barrio de Palermo en la Ciudad de Buenos Aires es uno de los centros de la hípica más representativos de toda América Latina. Sede del tradicional Hipódromo de Palermo, la zona comprendida entre Avenida del Libertador y Dorrego se convirtió en un espacio para celebrar la historia de este deporte en el país. Tanto el Hipódromo como el Campo Argentino de Polo fueron el escenario para exhibiciones de las principales disciplinas del género en la actualidad: el turf, la equitación, el polo, el salto y el deporte nacional: el pato.

El espectáculo gratuito, que se desarrolló conjuntamente con las celebraciones por el Día del Trabajador, representó una ocasión ideal para que las familias pudieran disfrutar de un feriado al aire libre. El clima acompañó, y fueron miles las personas que se acercaron a ver las diferentes competencias, además de las actividades callejeras, y degustaron algunos de los platos típicos que conformaron la oferta gastronómica del evento. También tuvo lugar

la presentación de distintos artistas vinculados con lo más tradicional de nuestra música, como el “Chaqueño” Palavecino, que contagió a la multitud con el folklore de su Salta natal, junto con un repaso por sus mayores éxitos.

El evento, organizado conjuntamente por la Secretaría de Deportes de la Nación, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Hipódromo de Palermo, tiene como misión destacar los valores del deporte ecuestre, y su relación con la historia del país. Es por este motivo que el secretario de la cartera de deportes, Javier MacAllister, se mostró a favor de incorporar el festival al calendario regular de eventos que se llevan adelante cada año en la ciudad. De esta manera, queda prácticamente garantizada la realización de este espectáculo el año entrante, al que seguramente se le añadirán nuevas propuestas y shows, para el disfrute de los aficionados a los caballos.

El gobierno investiga las concesiones del Hipódromo de Palermo

Una nueva polémica encierra al mundo de las carreras de caballos en Argentina. Uno de los escenarios emblemáticos de este deporte, el Hipódromo de Palermo, se encuentra bajo la lupa de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE). Este organismo, encargado de estudiar y analizar las condiciones de otorgamiento y el cumplimiento de las concesiones por parte de los privados en terrenos del Estado, estaría revisando los contratos de unos 30 mil metros cuadrados de terrenos ubicados en el Hipódromo.

Si bien estos diez espacios cuestionados

no están a cargo de la empresa controlante del Hipódromo de Palermo, Hipódromo Argentino S.A., se trata de sectores aledaños al tradicional centro del turf porteño. Entre los cuestionamientos de la agencia, pueden citarse: la existencia de plazos excesivos de duración para los convenios, y los bajos valores del canon fijado para la concesión. Uno de los ejemplos más mencionados ha sido el de Tattersall, un pomposo espacio para la realización de lujosos eventos y convenciones, ubicado sobre la Avenida Libertador. El alquiler que se estableció por convenio con Lotería Nacional en el año 1994, determinaba un pago anual al Estado de solo 10 mil pesos (equivalentes a 10 mil dólares en ese entonces), a ser revisado en lapsos de tres años, pese a lo cual nunca fue modificado.

Sin embargo, los ridículos valores del canon no fueron los únicos problemas encontrados por los organismos de control. Aunque los montos mencionados resultan irrisorios para las empresas concesionarias, que llevan adelante espectáculos de elevada recaudación, muchas de ellas adeudan meses e incluso años de pagos a los entes recaudadores. Es por este motivo, que algunos de estas compañías se encuentran actualmente en litigio, y en ciertos casos, ya se han dictado las órdenes de desalojo correspondientes para que se vacíen los predios y se celebren nuevas concesiones.

El Gran Premio Nacional de Turf: un clásico de Palermo

El Hipódromo de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, es sede todos los años de uno de los eventos más importantes del turf en el país. Se trata del Gran Premio Nacional de Turf, que convoca a los mejores caballos y jockeys de este deporte, de todos los puntos del país.

La competencia no es solo un espectáculo de carreras de caballos, sino que reúne además lo más destacado de la gastronomía y el arte local. Las más de 50 mil personas que concurrieron al evento, en su mayoría familias, disfrutaron además de una impresionante muestra de arte ecuestre de la Galería Zurbarán, con pinturas y esculturas de caballos creadas por algunos de los artistas más renombrados del género, como Claudio Barragán e Isidore Bonheur, entre otros.

También el cine tuvo su contribución al espectáculo, por medio de la proyección de material audiovisual antiguo sobre carreras realizadas en el Hipódromo, junto con algunos cortometrajes. Entre estos últimos, se eligió a un ganador que formará parte de la selección oficial a presentarse en el festival de cine Filmpalooza.

La Fundación Fernández también tomó parte en esta celebración, al organizar su tradicional cena anual durante el Gran Premio. Esta actividad tiene como objetivo reunir a algunas de las personalidades más importantes del mundo del espectáculo, las finanzas y el deporte, para contribuir con donaciones al mantenimiento y renovación del hospital. De esta manera, el turf logró combinar la tradición y la excelencia deportiva, con el compromiso social.

El Gran Premio Nacional de Turf es uno de los torneos de mayor prestigio para este deporte en el país y la región, por lo que es habitual que se desarrollen carreras emocionantes, con competidores pura sangre del más alto nivel. Sólo es superado por algunos de los más tradicionales del circuito internacional, como el Gran Premio Carlos Pellegrini.

Se entregaron los Premios Carlos Pellegrini

Una nueva edición de los Premios Carlos Pellegrini tuvo lugar en el mítico Hipódromo de San Isidro, en las afueras de la Ciudad de Buenos Aires. Este espacio, donde se celebra la mayor competencia de la hípica de nuestro país y uno de los más tradicionales del mundo, el Gran Premio Carlos Pellegrini, se vistió de gala para reconocer el trabajo de los mejores productores y jockeys de este deporte.

Entre las categorías más relevantes a definirse en la ceremonia, fue la del “mejor jockey del año” la que convocó a algunos de los nombres más reconocidos del turf, no solo por su cosecha de victorias en grandes premios, sino también por su conducta y el respeto a la tradición de esta disciplina. Otro de

los premios otorgados correspondió a dar reconocimiento al talento joven más prometedor, con la elección del “mejor jinete aprendiz”, un voto de confianza a los jockeys que recién se inician y han demostrado grandes condiciones en los escenarios de San Isidro y Palermo.

Sin dudas, otra de las categorías más esperadas fue la de “caballo del año”. Un duro proceso de selección definió a los tres caballos y yeguas finalistas que participaron de la premiación. Es de esperar que el galardón incremente sensiblemente el valor de mercado de estos pura sangre.

Finalmente, llegó el turno de brindar el merecido apoyo de los referentes de la hípica nacional a quienes trabajan arduamente fuera de la pista. Las categorías de mejor entrenador y mejor haras-criador, reunieron a algunos de los productores de mayor prestigio dentro del universo de las carreras de caballos, como Haras La Providencia, Haras Firmamento y Haras La Quebrada. El premio constituye, además de un apoyo importante a los éxitos obtenidos durante la temporada, una promoción de sus servicios para potenciales inversores en el mercado.

Estrategias básicas para principiantes en apuestas de caballos

Una de las atracciones más interesantes, que capta el interés del público para asistir a un club hípico -y que suelen ser también uno de los juegos de casino más buscados-, son las apuestas de carreras de caballos.Cabe acotar que no es lo mismo las apuestas en clubes que en juegos de casino online en sitios como casinosenlinea.com . Entre las estrategias básicas que una persona principiante debe tener en cuenta, están:

Verificar el desempeño del caballo

Antes de elegir el caballo por el que vas apostar, se recomienda realizar una investigación sobre cada ejemplar que participe. Presta atención principalmente al terreno, las distancias y las victorias obtenidas anteriormente por el animal. Puedes revisar para mas información en Página de Turf y estar al día.

Revisar las cuotas

Sin duda alguna el caballo que tenga cuotas más bajas es el favorito. A veces las cuotas son un buen indicador en cuanto al desempeño del caballo se refiere.

Investiga el comportamiento del caballo el día de la apuesta

Observa el comportamiento previo a la competencia, ya sea en pantalla o en persona, si ves que el caballo está nervioso o se rehúsa al andar, entonces no es el más apropiado para apostar, puesto que no estará en su máximo desempeño durante la carrera.

Investiga la reputación de los entrenadores

Una vez que obtengas los nombres de los entrenadores, realiza una investigación de la cantidad de caballos y de veces que cada uno de estos haya participado en carreras, y de igual forma cuántas victorias ha obtenido. Si ves que un entrenador tiene la mayoría de las victorias con sus caballos es un buen indicativo para apostar por él.

Revisa la reputación del jinete

Si bien la atención se la lleva por completo el animal, un consejo sería trata encontrar un equilibrio entre jinete y el caballo. Siempre debes dirigir tu atención hacia el animal, éste es el que hará ganar tu apuesta.

Equinoterapia

En el año 2005 fue creada la Fundación Equinoterapia, en la ciudad de Salta. Esta Institución, sin fines de lucro, fue ideada con el objetivo de ayudar a jóvenes y niños especiales con discapacidades cognitivas, motoras y patologías severas a través de la aplicación de terapias que se realizan con los caballos junto a un equipo multidisciplinario.

Con este método terapéutico -donde el caballo es el protagonista- se busca la rehabilitación de las personas con discapacidad, mejorando su calidad de vida y sus condiciones motoras, sociales y emocionales. Hoy en día a la fundación asisten más de 90 personas.

A pesar de que se han sancionado leyes provinciales de Equinoterapia, aún no se ha promulgado una ley a nivel nacional que norme esta actividad tan noble. Por ello, esta fundación junto con otras 200 instituciones del país, están haciendo todo lo posible para impulsar una Ley Nacional de Equinoterapia.

Para estas instituciones y las cientos de personas beneficiadas de esta actividad, es importante que la ley se promulgue para que la Equinoterapia sea reconocida como un método terapéutico efectivo. Adicionalmente, se encuentra en desarrollo nuevas investigaciones que podrían indicar que la equinoterapia también mejora la calidad de vida de las personas con padecimiento de cáncer, por lo que un respaldo por parte del poder legislativo a esta actividad redundaría en que su beneficio podría llegar a mayor cantidad de personas.

Muchos centros de Equinoterapia han lanzado por las redes sociales campañas para la implementación de una Ley Nacional de Equinoterapia, el objetivo es dar evidencia irrefutable que demuestre al mundo que estas terapias funcionan y que tanto niños como adultos tienen el derecho de aprovechar esta técnica.

Por los momentos solo existen tres proyectos de ley que todavía están a la espera que el Congreso los revise y los apruebe.