Se realizó el festival “Caballo Argentino” en el barrio de Palermo

El barrio de Palermo en la Ciudad de Buenos Aires es uno de los centros de la hípica más representativos de toda América Latina. Sede del tradicional Hipódromo de Palermo, la zona comprendida entre Avenida del Libertador y Dorrego se convirtió en un espacio para celebrar la historia de este deporte en el país. Tanto el Hipódromo como el Campo Argentino de Polo fueron el escenario para exhibiciones de las principales disciplinas del género en la actualidad: el turf, la equitación, el polo, el salto y el deporte nacional: el pato.

El espectáculo gratuito, que se desarrolló conjuntamente con las celebraciones por el Día del Trabajador, representó una ocasión ideal para que las familias pudieran disfrutar de un feriado al aire libre. El clima acompañó, y fueron miles las personas que se acercaron a ver las diferentes competencias, además de las actividades callejeras, y degustaron algunos de los platos típicos que conformaron la oferta gastronómica del evento. También tuvo lugar

la presentación de distintos artistas vinculados con lo más tradicional de nuestra música, como el “Chaqueño” Palavecino, que contagió a la multitud con el folklore de su Salta natal, junto con un repaso por sus mayores éxitos.

El evento, organizado conjuntamente por la Secretaría de Deportes de la Nación, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Hipódromo de Palermo, tiene como misión destacar los valores del deporte ecuestre, y su relación con la historia del país. Es por este motivo que el secretario de la cartera de deportes, Javier MacAllister, se mostró a favor de incorporar el festival al calendario regular de eventos que se llevan adelante cada año en la ciudad. De esta manera, queda prácticamente garantizada la realización de este espectáculo el año entrante, al que seguramente se le añadirán nuevas propuestas y shows, para el disfrute de los aficionados a los caballos.