Los casinos como sponsors de clubes hípicos

El mantenimiento de los clubes hípicos es una actividad que conlleva enormes gastos. En particular, las pistas, caballerizas y otro tipo de infraestructura necesaria para el desarrollo de la equitación, demanda altos costos en reparaciones y puesta a punto.

Es por este motivo que el recorte de fondos dictado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, que dictaminó una reducción del porcentaje del Fondo de Reparación que se destina a impulsar la hípica de un 12 a un 9 por ciento, amenaza con afectar seriamente a la actividad en la región. El fundamento de la gobernadora María Eugenia Vidal para tomar esta decisión, fue la necesidad de destinar ese dinero a resolver otras prioridades, como la salud pública. Sin embargo, esta reducción de ingresos pone en peligro la subsistencia de los principales centros de producción equina del país, ubicados en la provincia de San Antonio de Areco y otras localidades próximas.

Es por este motivo que los productores reclaman al gobierno la posibilidad de que se modifique la legislación vigente que regula estrictamente el juego, y se permita a los hipódromos locales contar con sus propios casinos, tal como pasa en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el Hipódromo de Palermo. Otra de las opciones que se barajan en el sector, es la de tomar como sponsors a compañías de casino en línea como Casino Epoca App, que atraen a una gran cantidad de jugadores que desean apostar en deportes ecuestres. Las salas de juego pueden representar una gran suma de dinero que sería invertida directamente en el crecimiento de la actividad, y puesto que se trataría de apuestas directamente relacionadas con las carreras de caballos, esto no demandaría tomar dineros públicos de otros rubros en concepto de subsidios.

El turf emplea a aproximadamente unas 90 mil personas, tanto en forma directa como indirecta, por lo que se espera que los legisladores provinciales intervengan en pos de la actividad para preservarla.