El Gran Premio Nacional de Turf: un clásico de Palermo

El Hipódromo de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, es sede todos los años de uno de los eventos más importantes del turf en el país. Se trata del Gran Premio Nacional de Turf, que convoca a los mejores caballos y jockeys de este deporte, de todos los puntos del país.

La competencia no es solo un espectáculo de carreras de caballos, sino que reúne además lo más destacado de la gastronomía y el arte local. Las más de 50 mil personas que concurrieron al evento, en su mayoría familias, disfrutaron además de una impresionante muestra de arte ecuestre de la Galería Zurbarán, con pinturas y esculturas de caballos creadas por algunos de los artistas más renombrados del género, como Claudio Barragán e Isidore Bonheur, entre otros.

También el cine tuvo su contribución al espectáculo, por medio de la proyección de material audiovisual antiguo sobre carreras realizadas en el Hipódromo, junto con algunos cortometrajes. Entre estos últimos, se eligió a un ganador que formará parte de la selección oficial a presentarse en el festival de cine Filmpalooza.

La Fundación Fernández también tomó parte en esta celebración, al organizar su tradicional cena anual durante el Gran Premio. Esta actividad tiene como objetivo reunir a algunas de las personalidades más importantes del mundo del espectáculo, las finanzas y el deporte, para contribuir con donaciones al mantenimiento y renovación del hospital. De esta manera, el turf logró combinar la tradición y la excelencia deportiva, con el compromiso social.

El Gran Premio Nacional de Turf es uno de los torneos de mayor prestigio para este deporte en el país y la región, por lo que es habitual que se desarrollen carreras emocionantes, con competidores pura sangre del más alto nivel. Sólo es superado por algunos de los más tradicionales del circuito internacional, como el Gran Premio Carlos Pellegrini.