El Club Alemán de Equitación

El Club fue fundado en la Ciudad de Buenos Aires en el año 1915, como iniciativa de algunos entusiastas de la hípica que buscaban el desarrollo y crecimiento de la actividad en el país. Se trataba de un nuevo espacio para la realización de deportes ecuestres, ya que el Club Hípico Argentino había sido fundado una década antes, también en la Capital Federal. Los primeros socios del Club fueron uno 150 oficiales del Ejército Argentino, que habían retornado luego de perfeccionarse en la monta en la ciudad de Hannover, en Alemania. Fueron estos hombres quienes se convirtieron en los instructores de la institución, lo que dotó al Club Alemán de un elevadísimo nivel de formación en equitación.

Conjuntamente con el apoyo del Colegio Militar de la Nación, estuvo a cargo de la organización de las primeras cacerías en la Ciudad de Buenos Aires, que se llevaron a cabo durante 1916 en la costa del Río de la Plata. El Club tuvo también un rol destacado en la realización de los primeros campeonatos de salto, una de las disciplinas más populares de la equitación, junto a la Sociedad Rural, en el año 1921.

La institución perdió su personería jurídica durante el año 1946, con la llegada al Gobierno del General Juan Domingo Perón, quien además expropió los terrenos del Club Alemán para darles otros destinos. Fue así como, durante el período comprendido entre 1946 y 1956, la pasión por la hípica de sus socios no contó con un lugar para llevarse adelante, hasta que por acción de algunos de ellos, se procedió a alquilar un predio en la calle Sucre. Fue de esta forma que las actividades del Club Hípico Alemán volvieron lentamente a alcanzar su esplendor, y a recobrar el prestigio por el que aún en la actualidad es reconocido.