Celebración del Festival Caballo Argentino

El primero de mayo pasado se celebró el Festival Caballo Argentino, con la ayuda y colaboración del Gobierno de Argentina. Para el país, es toda una tradición rendir tributo al caballo de esta manera.

El festival se realizó en la zona de Palermo Hípico entre la Avenida del Libertador y Avenida Dorrego, en el Hipódromo Argentino de Palermo y el Campo Argentino de Polo. Allí se iniciaron varias actividades dirigidas al público de manera gratuita, como son las deportivas con el polo, equitación, salto de carreras con obstáculos, entre otras.

Se dió prioridad a la familia como parte esencial de esta actividad, invitándoles a acercarse y tener contacto directo con los animales. La participación de las escuelas ecuestres fue fundamental para la exitosa celebración del evento.

Muchos niños tuvieron la oportunidad de subirse a los caballos por primera vez en su vida, llevados por un guía quien les hacía un recorrido por las vías diseñadas para tal fin. Además, niños que no habían tenido nunca la posibilidad de ver un caballo de cerca o tocarlo, pudieron hacerlo, incluyendo al atractivo pony, que también estuvo presente en la celebración.

Se dio a conocer exhibiciones sobre la equinoterapia dirigida a personas con discapacidad, y también, las personas con capacidades especiales realizaron actividades de polo.

Martín Ochoteco junto con Oscar Scarpati ofrecieron demostraciones de su técnica básica para aprender a domesticar a los caballos.

Muchas razas fueron exhibidas, entre ellas los famoso Sangre Pura de Carrera, la cual es una de las razas más rápidas y con mayor valor. También fueron exhibidas las razas criollas y el atlético caballo con el que se practica polo en el país, entre otros ejemplares equinos.

Con este tipo de festivales se busca atraer el turismo a la ciudad de Buenos Aires, dándole a los turistas la oportunidad de conocer los distintos deportes ecuestres que existen y permitirles de esta manera, integrarse a esta actividad deportiva.